Bandejas para Llevar a la Cama

La comodidad de una bandeja para desayunar en cama

Las bandejas son una especie de vasija o recipiente rectangular con poco fondo ideal para servir y llevar cosas en especial alimentos, vajillas, vasos, y bebidas.

Su historia data de muchos siglos atrás, y su origen se remonta a civilizaciones antiguas como China y otros pueblos de Europa como los vikingos, los celtas, los germanos, los fenicios, etc. Todos ellos usaban bandejas fabricadas a base de materiales como el cobre o el barro, aunque inicialmente los materiales fueron varias clases de piedra y conchas de tortugas y moluscos.

El diseño de las bandejas consiste en una superficie lisa y firme, con bordes definidos más altos para evitar derramamiento de bebidas, o que lo que se transporta se caiga o se resbale. Hay bandejas de diversos tamaños y formas, pero generalmente las más usadas son de forma rectangular u ovalada. Muchas bandejas son similares a grandes platos con sus esquinas levantadas, pero la mayoría vienen con manijas o asas para trasladarlas con mayor facilidad y firmeza.

En la actualidad encontramos bandejas para llevar a la cama y para servir en eventos, restaurantes, reuniones sociales y familiares, las cuales se fabrican en gran variedad de materiales como plástico, plata, oro, bronce, aluminio, vidrio, hierro, porcelana, madera, pexiglass, vidrio, cerámica, cristal, silicona, bambú, papel maché, latón, entre muchos otros más. Sus diseños pueden ser clásicos o innovadores con colores, figuras, dibujos, o estilos personalizados de acuerdo a las preferencias particulares, gustos o decoración.

Las bandejas son un elemento indispensable en el área de alimentos y bebidas, como en hoteles, bares, restaurantes, hospitales, cafeterías, cafés, heladerías, autoservicios de comida, aviones, trenes, banquetes y en todo lugar donde se sirva comida.

En la actualidad encontramos varios tipos de bandejas como, por ejemplo:

Las bandejas de mayordomo, que en realidad son mesas auxiliares pequeñas con superficie igual al de las bandejas tradicionales, pero con patas plegables y largas que llegan hasta el piso.

Las bandejas que se usan en las clínicas que se usan en sus salas de cirugía fabricadas en acero inoxidable. Ideales para transportar todos los instrumentos médicos y elementos quirúrgicos esterilizados. Aunque también encontramos las bandejas para las habitaciones que tienen rodachines para acomodarlas a las camas de los pacientes.

También encontramos las bandejas para comer que se usan en reemplazo de los platos, pues vienen con varios compartimientos para poner los alimentos, y las bebidas, por ejemplo, las que van en las sillas de comer para bebés, niños y ancianos.

Las bandejas plegables o movibles también sirven de soporte o mesa auxiliar y se utilizan también para el portátil o computador, para la tablet, o para apoyar la agenda o cuaderno de notas.

Las bandejas para hornear son especiales en la preparación de tortas, ponqués, cupcakes, postres, panes, pasteles, gratinados, y todo tipo de alimentos horneados, algunas son de poca profundidad y otras son estilo refractarias para retener los jugos que suelta la comida en la cocción.

Y no pueden faltar las bandejas para llevar a la cama, con laterales más altos y generalmente con manijas más amplias y espaciosas para transportarlas y moverlas con mayor facilidad. Aunque también se usan bandejas con orificios en sus bordes para un mayor agarre y sus patas son plegables.

Las bandejas para llevar a la cama son ideales para desayunar, almorzar, cenar o tomar la merienda en la cama, También se pueden acomodar para un sofá o silla, pues cumple la función de reemplazar una mesa.

A la mayoría de personas les encanta tomar el desayuno en la tranquilidad de su cama, no hay nada más relajante que no tener que desplazarse para comer en la mañana, comer con calma mientras se está bajo las cobijas en compañía de los seres amados.

Además, a todos nos gusta que nos sorprendan con una bandeja para llevar a la cama en nuestra habitación, llena de alimentos saludables y balanceados.

Adicionalmente, la comida bien servida en la bandeja se ve muy provocativa, y un desayuno sorpresa en nuestra cama es el mejor regalo para alegrar las mañanas.

Imaginemos por un instante un exquisito o café caliente, acompañado de un jugo de naranja recién exprimido, con unos panes o croissants calienticos recién horneados, unos suculentos huevos al gusto, mermelada o crema de avellanas para untar. O mejor aún un tamal típico con chocolate caliente. Hay muchas creativas y balanceadas opciones para desayunar en la cama.

Por todo esto y mucho más, si estás pensando en regalar y consentir, un desayuno sorpresa a domicilio es la mejor y más deliciosa opción de sorprender. Además, no necesitas comprar una bandeja, pues nosotros te incluimos una espectacular bandeja para llevar a la cama con mantel de colores. Pues todo entra por los ojos y una mesa bien servida es algo fantástico.

Celebra tus días especiales, visita nuestra página y elige la mejor opción para tus seres queridos, llevamos el desayuno a tu cama, no tienes que prepararlo, pues ya todo te llega listo para llevar a la boca en la tranquilidad y confort de tu hogar o al lugar que tus sueños te lleven.