Los manteles

Usados en nuestros comedores muy comúnmente son… los manteles

Los manteles son una tela que sirve de cubierta hecha en diferentes materiales como algodón, lino, poliéster, plástico, fique, o cualquier otro elemento. Su función primordial es vestir las mesas con elegancia. Por su versatilidad podemos encontrar gran variedad de diseños, colores, estilos, y tamaños, dependiendo del evento, reunión u ocasión para los cuales se usa. Tienen la propiedad de dar un estilo propio a cada celebración, pues si es una reunión formal tendrá las debidas reglas de protocolo y etiqueta, o si por el contrario es una celebración informal se deja a la libre creatividad dependiendo del tipo de reunión.

La mantelería hace parte de cada hogar y reunión, pues demás de vestir la mesa, sirve para protegerla de los accidentes y derrame de bebidas y alimentos. Además, embellece las mesas, hace más atractivo los alimentos y las reuniones son más vistosas, elegantes o creativas.

La comida ha sido uno de los espacios más importantes para compartir durante toda la historia, y no hay celebración en donde no se sirvan alimentos, ya sea un desayuno, almuerzo, cena, onces, fiestas, cumpleaños, matrimonios, compromisos, aniversarios, en todo tipo de reunión y celebración siembre hay comida, y ha sido así por muchos siglos.

Esta costumbre de encuentro y en especial en la tradición judeo-cristiana ayudó en el desarrollo de la mantelería y en toda la etiqueta alrededor de ella y la buena mesa.

La historia de los manteles data aproximadamente del año 103 d.C en las mesas romanas. En ese momento eran pequeños y su uso era de servilleta más que para proteger y vestir la mesa. Los árabes y judíos organizaban sus comidas y se sentaban en el piso, y servían los alimentos sobre un lienzo o manta gruesa.

Ésta costumbre se fue expandiendo y por lo cual fue evolucionando y ya en el siglo X había una versión del mantel similar a la actual. Pero sólo hasta el siglo XIV ya era una costumbre también entre los plebeyos.

También han cambiado sus usos pues su intención siempre fue de usarse como servilleta, aunque en la actualidad es de muy mala educación limpiarse con el mantel.

Durante el imperio romano, el lino era el material más utilizado por galos y romanos, generalmente era blanco, aunque también teñían las telas con colores vistosos. Los invitados debían llevar sus propias servilletas y en ese tiempo se usaban para llevar a casa los sobrantes de su comida.

Pero ya en la edad media, los manteles se decoraban con delicados bordados y flecos considerándose una marca de la nobleza. Aunque en las tabernas también se les empezó a usar, pero no eran como los de la alta alcurnia.

Los pintores del renacimiento plasmaron en sus obras mesas espléndidamente vestidas en telas y bordados preciosos. También en las familias de clases más humildes, en sus días especiales, vestían la mesa un lienzo para celebrar sus fiestas y celebraciones religiosas. Después de la revolución francesa, Jaques de Serviliet duque francés, dio apertura a su restaurante, en donde ponía los cubiertos envueltos en tela con la intensión que las personas se limpiaran las manos antes de comer.

En la actualidad podemos encontrar gran variedad de estilos y diseños en mantelería que hacen parte de nuestras reuniones formales e informales. De hecho los manteles ayudan a dar el carácter a las reunión, por ejemplo en los matrimonios generalmente la mantelería es blanca con servilletas blancas, y un toque muy formal. Aunque en bodas campestres se usan mantelerías más coloridas o con elementos decorativos. Hay gran variedad y versatilidad en el arte de la mantelería.

Hay cenas formales, banquetes y eventos sociales especialmente en clases altas, donde en la actualidad se usan las debidas medidas formales de etiqueta y protocolo en cuanto a la puesta del mantel, del bajo mantel o muletón, de la mesa, las servilletas, la cristalería, cubertería, y vajilla.

El mantel también se usa en celebraciones infantiles, donde se da paso a la creatividad con diferentes materiales, colores, diseños, con estampados de caricaturas, animales, muñecos, super héroes, figuras, deportes, películas, princesas, o cualquier motivo favorito de los niños. Para cada fiesta temática también se puede optar por mantelería sobria y clásica o por diseños originales, coloridos y vistosos. En diferentes épocas del año como por ejemplo la navidad se acostumbra a decorar con manteles vistosos en colores rojo y verde y con motivos navideños.

También hacen parte de las reuniones del hogar, muchas amas de casa los utilizan en sus cenas, almuerzos, y reuniones familiares. En pestos casos más que formalidad es protección, y practicidad, aunque en todos los casos se puede apreciar un toque decorativo, de estilo y de elegancia. Sirven para proteger la mesa al servirse comidas calientes, de manchas difíciles como grasa, de derrames de bebidas o líquidos, de rayones por contacto con otros elementos, de golpes y ayuda a disminuir el ruido en la mesa durante la comida.

Por todo lo anterior se quedarán con nosotros por mucho más tiempo, pues además de elegantes y decorativos, son prácticos a la hora de comer.

Nuestros desayunos y otros productos, también incluyen hermosos y creativos manteles de colores que acompañan los regalos sorpresa para obsequiar en cualquier fecha del año.